19 de oct. de 2009

ROUND 8 - Fight!


Clica en la imagen para ver más grande.

Ver aquí si quieres ver al VERDADERO artista (la verdad es que queda muy divertido).

Bueno, la cosa va llegando a su fin. Quería recordaros que podeis apostar por un ganador y, si os apetece proponer una forma de castigo para el perdedor y yo lo dibujaré la siguiente semana. De momento solo hay una tortura para la Calva (cómo no...).

3 comentarios:

Helena Ruiz dijo...

Bueno, va, yo para variar un poco el campo torturas, propongo que obliguen a doblegorra a cursar la carrera de bellas artes, o que se le encierre en un museo de arte conceptual con una manada guiada de pedantes horteras capaces de mirar un marco vacío y ver de todo en él.

Para la calva... ¡¡Enviarla al pasado en una máquina del tiempo a los tiempos del hermoso arte renacentista!! XD

... o para el caso, y visto lo poco que le gusta el comercio de arte, encerrarla en una sala de subastas artísticas XD.

¡Un saludo!

Por cierto, sería un honor que doblegorra me mirase el escote XD Eso me pondría a la misma altura que la Venus de la que habló en tiras anteriores XD XD XD

Quim Bou dijo...

Bones!

Ha, ha! Bona idea la de l'Helena! El càstig per en Doblegorra: fer de guàrdia-jurat al Museu d'Art Contemporani de Barcelona! 8 h al dia mirant obres d'art contemporani!!!!
Salut!

Meri Gil dijo...

Helena: jajajaja ¡que bueno! A mi lo que me pone histérica es que los guías te vengan a decir cosas. ¡Lo odio! En Girona tenemos a LA GUIA estúpida por excelencia (en ella inspiré la calva...). No diré donde trabaja, que esto es Internet, pero si cada vez que voy la tía esa ya me fastidia, no quiero imaginarme al pobre Dobregorra...

A la Calva más que en el Renacimiento la metería en uno de esos talleres medievales en que se trabajaba para producir y no para darse la chulada. ¡Lo peor para un artista narcisista! Jeje ja me la imagino de aprendiz preparando pigmentos a mano todo el santo día.

Ui, lo de las subastas no se, no se… ¡aquella gente es muy estirada! Aún se lo pasaría bien.

Doblegorra no mira la belleza en las nalgas de la Venus precisamente… tiene la mente muy sucia.