29 de ene. de 2012

Las culpas y las disculpas de los estúpidos

Cada vez que viene mi padre a verme me pongo de mala leche. Hoy le he dejado con la palabra en la boca después de esta conversación;

(yo) - Necesito que me mires, ahora que estás jubilado, quien lleva la obra social de tu ex-empresa (es una fábrica de maquinaria industrial) qué hacen y si tienen departamento de diseño gráfico por que necesito buscar un buen lugar donde hacer prácticas de empresa 2 meses. A ver si encuentro trabajo y no me veo marchando del país o trabajando en un súper después de tantos años de estudios y esfuerzos. Ayúdame un poco...

(mi padre) - Ya puedes ir buscando por que la culpa de que no tengas trabajo es de los que vienen de fuera que lo tienen todo gratis.

Todo sea para no tener que hacer nada... Lo mejor es siempre responsabilizar a terceras personas que ver que está realmente pasando en este país. Justo antes de eso mi padre me había estado contando lo bien que había ido la visita de Artur Mas, esta semana, en la fábrica. 

Mi padre tiene 64 años, siempre ha trabajado, desde los 17 años. Su madre se dejó la vida, murió bastante joven, trabajando en una de las muchas fábricas textiles del Poble Nou de Barcelona. Mi abuela nunca se fue de vacaciones (quizás una o dos veces a Chiprana, pueblo de Aragón de donde venían sus padres) y apenas tuvo tiempo libre para disfrutar de la vida; su marido se murió siendo ella una joven de 30 años y se ajuntó con un hombre para que la ayudara a criar a su hijo, mi padre, por que ella sola no podía con las jornadas de la fábrica.

Y aún así, mi padre, todavía no tiene claro quién es, ni de dónde viene. Y, por lo que se ve, no es el único en este país.

Foto de una fábrica textil del Poble Nou de 1920.  (sacada de esta web - http://mtvo-lasmentiras.blogspot.com)

6 comentarios:

Palimp dijo...

Te entiendo perfectamente. Todos en mi familia son obreros, trabajadores humildes, han sufrido por la crisis, y no parecen tener muy claro ni quien NO va a defender sus intereses, ni quien tiene la culpa de que estén así.

Mi tío emigró a Suiza para trabajar, y ahora no puede ni ver a los inmigrantes.

En fin...

Dani Saus dijo...

Magnífica entrada, Meri. Dura, però magnífica.

José Luis López Suárez dijo...

Me resulta increible que el Joan que yo conocí tenga esa opinión.
De joven era muy tolerante y me rompió los esquemas del catalán que no gasta ni bromas. Compartía con nosotros todo lo suyo. Por eso se me hace extraño que no vea que el verdadero problema no es de los emigrantes. A nuestra manera todos somos hijos de emigrantes aunque sea dentro de nuestro propio pais.
Hay que buscar a los verdaderos culpables de todo. Puedes ver una página muy interesante: www.cafeambllet.com, reflejan bastante verazmente mucho de lo que pasa en Cataluña y te das cuenta que quien menos culpa tiene es la clase que, a última hora, paga las consecuencias.

José Luis López Suárez dijo...

Intenta comprenderlo. Él, como la mayoría, procede de una familia humilde y esto le ha hecho eminentemente práctico (siempre fue así), por eso no comprende que alguien dedique su vida a algo que llene el espíritu y no la barriga.
No es algo de lo que alguien se deba arrepentir.
Me imagino que cuando le dijiste por que derroteros iban a ir tus estudios ya tendrías que aguantar que te diera la "brasa" constantemente, pero sois de dos generaciones diferentes y, más importante, de dos formas de pensar totalmente diferentes.
Cuando le hablas de tu futuro ya me imagino que te repetirá hasta la saciedad el "ya te lo dije" "ves como yo tenía razón" y cosas por el estilo. Cro que no debes tomártelo muy a pecho e insistir en que él te eche una mano.
Un saludo cordial: José Luis.

Meri Gil dijo...

Hola José Luis,
Mi padre tiene y ha tenido siempre un sentido del humor excelente y una persona generosa (más o menos que en eso del puño cerrado si tiene). Es un tanto payasete, cosa que ha hecho que algunas veces no se le hayan tomado muy en serio. Se crió en el Poble Nou de Barcelona y por lo que se por otras personas de su edad del Poble Nou se generó un ambiente muy autentico en aquella zona a medio camino entre la miseria, un cierto grado de delincuencia y una vastísima cultura que salía del propio talento de los vecinos. Mi padre tocaba la batería en un grupo. Creo que era bastante malo jeje pero el caso es que vivió, en su medida, dentro este entorno artístico de la Barcelona de los años 50 y 60.

Por el clima en el que se crió rechaza visceral y irracionalmente todo lo que huela a miseria (el mundo de los "quinquis"). No es que mi padre sea un xenófobo radical y convencido, sino que es una de tantísimas personas desinformadas que simplemente guardan una serie de problemas tan y tan complejos que vivimos hoy día en un mismo cajón. Y así cierra el tema. Por esto de las disculpas de los estúpidos; es mucho más fácil hablar de los inmigrantes como causantes de los problemas del país, que intentar entender realmente la complejidad y variedad de problemas que han propiciado que estemos como estamos.

Así ha sido siempre mi padre; una persona de blancos o negros y no muy interesado en ir más allá. Uno más de los miles y miles de Españoles obreros y pobres que han caído en el error de verse como "clase media" solo por tener un pisito, un coche, hacer vacaciones de vez en cuando e hijos con título universitario. Una ilusión que ha llevado a hacer ganar en las elecciones a los responsables (en su mayor parte aunque no del todo) de sus problemas y las de sus hijos.

Conozco la revista cafeambllet y estoy convencida que su forma de investigación y denuncia pública es la línea a seguir; es el primer paso a un cambio radical de percepción del funcionamiento de la política y de toda nuestra sociedad. Ahora les ha caído una demanda de 20.000€ por faltar al honor de un delincuente que nos ha robado a todos. Puede que no podamos luchar directamente contra los mercados y las políticas internacionales pero contra esta aceptación a que nos roben los de casa no. Esto no.

Meri Gil dijo...

¡Qué va José Luis! ¡Si la práctica soy yo y el soñador mi padre! Yo no quería ir a la universidad, yo quería sacarme un FP de electrónica (soy muy mañosa, más que buena estudiante) y ponerme a trabajar pero me apretaron para que fuese a la universidad. Yo tengo serios problemas con las matemáticas y la lengua por que soy disléxica, y aunque me hubiera encantado hacer alguna ingeniería o ciencia (algo útil para la vida!!!) mi cerebro me obligó a escoger unas letras (y la historia era lo único que más o menos...). A mi todo esto del arte y los dibujitos nunca lo he visto como algo serio que pueda darte un sueldo. Yo siempre he tenido clarísimo que se me da bien pero no soy muy buena por lo que mejor tener un trabajo y luego, como hobby, los dibujitos. Eso es lo que le recrimino a mi padre; que no sea padre para darme la brasa para ayudarme a preparar como una persona independiente y útil. Soy yo la que le dice "ya te lo dije". Ahora me estoy sacando el título de técnico auxiliar en diseño grafico, una especie de FPI que es lo que tendría que haber hecho hace 15 años. Un abrazo!